Logotipo Capital Auditors
¿Hablamos?

¿Qué impuestos paga una empresa en España?

¿Qué impuestos paga una empresa en España?

Una de las cuestiones más importantes en la creación y gestión de una empresa es el cumplimiento de las obligaciones tributarias. En España una serie de impuestos gravan los rendimientos obtenidos por estas entidades jurídicas que realizan cualquier tipo de actividad económica.

Para conocer bien el marco tributario que afecta a las empresas en España es necesario conocer a fondo los impuestos aplicables. Estos son todos los gravámenes fiscales que se pueden aplicar a un negocio en el territorio nacional:

Impuesto de sociedades. Es directo y estatal. Lo que se grava es el beneficio neto directo obtenido por la actividad. Se aplica a cualquier empresa, con independencia de su tamaño, que tenga su residencia en territorio español. Cuenta con un tipo general del 25 por ciento y uno reducido del 15 por ciento para empresas de nueva creación.

IRPF. El Impuesto de la Renta de las Personas Físicas se debe pagar si la actividad económica se realiza por un autónomo. Se puede realizar en declaración trimestral y anual. En el primer caso se puede usar un sistema de estimación directa u objetiva. Es otro de los impuestos en España que son directos y de carácter estatal (compartido con las comunidades autónomas).

IVA. El Impuesto sobre el Valor Añadido es en realidad un tributo indirecto por el que la empresa realiza una labor recaudatoria sobre el consumidor final para la Agencia Tributaria en España. De manera mensual o trimestral se debe liquidar la cantidad resultante de restar el IVA repercutido del IVA soportado.

Impuestos especiales. Son aquellos gravámenes que se dan en España y que cuentan con naturaleza extrafiscal. Gravan la fabricación, importación e introducción de determinados productos como el tabaco, los hidrocarburos, el alcohol y la electricidad. También son de carácter indirecto y afectan a cualquier empresa que realice una actividad con estos productos.

En este grupo se pueden incluir también los impuestos que se pagan en la aduana en las operaciones de importación y exportación.

Impuestos autonómicos. Las comunidades autónomas también tienen competencias fiscales cedidas en supuestos en supuestos en los que no existen gravamen a nivel estatal. Es por eso, que dependiendo del territorio donde resida la empresa o desarrolle su actividad se puede encontrar con una fiscalidad distinta.

A este grupo pertenecen el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, el de Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados y el del Patrimonio. También se pueden encontrar impuestos especiales gestionados exclusivamente por las comunidades autónomas como los que se aplican por el uso de determinados medios de transporte o sobre el juego.

Impuestos de carácter local. En este grupo se incluyen aquellos tributos cuya recaudación y gestión es realizada por ayuntamientos y corporaciones locales. En este caso hablamos del Impuesto de Actividades Económicas, sobre Bienes Inmuebles, sobre Vehículos de tracción Mecánica y sobre Construcciones y Obras.

Además, con carácter indirecto también existe el Impuesto sobre el Incremento de Valor de Bienes de Naturaleza Urbana. Además, las empresas también tendrán que hacer frente al pago de las distintas tasas y licencias para realizar su actividad.

El marco tributario para las empresas en España es bastante complicado. Se deben realizar trámites ante distintas administraciones ysegún el territorio de España en el que se encuentre la empresa la carga fiscal puede ser distinta.

En Capital Auditors le ofrecemos el mejor servicio de Outsourcing Fiscal para que no tenga problemas en la gestión de sus tributos. Nuestros expertos conocen de manera minuciosa la legislación y los procesos para la liquidación de impuestos. Conseguirá la tranquilidad que necesita para no tener problemas con la Agencia Tributaria. Contacte ya con nosotros para recibir más información.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.