Logotipo Capital Auditors
¿Hablamos?

¿Qué son los activos a coste amortizado?

En el mundo financiero hay infinidad de términos de difícil comprensión. Como consultora líder a nivel nacional, Capital Auditors, ha de conocer todos y cada uno de ellos, además de sus diferentes casuísticas.

Para entender bien qué es un activo a coste amortizado, primero es esencial comprender lo que significa el término coste amortizado, para posteriormente indagar sobre este tipo de activos.

El coste amortizado es un criterio de valoración de activos y pasivos que forma parte de los criterios de valoración propuesto por el Plan General de Contabilidad de España y también utilizado en las Normas Internacionales de Información Financiera

Se calcula de la siguiente forma:
Coste amortizado = Valor inicial del activo/pasivo – costes iniciales +/- intereses producidos a interés efectivo – reducción de valor por deterioro en el caso de los activos financieros.

Una vez sabemos de donde proviene el resultado del coste amortizado y como se calcula, veremos qué implicación tiene con los activos.

Se consideran activos financieros a coste amortizado los que se originan por la venta o prestación de servicios por operaciones comerciales de la empresa. También se incluyen algunos que no son de operaciones de tráfico como pueden ser valores representativos de deuda, cuentas de bancos, anticipos y créditos a los trabajadores, fianzas y depósitos constituidos o dividendos a cobrar.

Primero, se valoran en la contabilidad el valor razonable por la cuantía entregada, a esto se le añaden los costes de transacción directamente atribuibles. En el caso de los créditos cuya fecha de vencimiento es menor a un año, se valorarán siempre a valor nominal ya que no cambia su valor con la actualización del interés.

Por último, se valoran a coste amortizado, y a través del método de interés efectivo. Aquí se calculan los intereses devengados que se imputarán en la cuenta de PyG que corresponda. Los activos con vencimiento menor de un año, seguirán valorándose por el valor nominal inicial.

Es importante saber que en el cierre de cada ejercicio, al menos, deben hacerse las correcciones valorativas necesarias por el deterioro de estos activos, que se reconocerán en la cuenta de pérdidas y ganancias minorando el valor de los activos financieros.

Es posible que todas estas operaciones y transacciones resulten complicadas para aquellas empresas que acaban de empezar con su ejercicio profesional, sin embargo, no tienen por qué preocuparse, ya que en Capital Auditors nos encargamos de todas estas gestiones gracias a nuestro servicio de auditoría financiera.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.