Logotipo Capital Auditors
¿Hablamos?

NUEVO SISTEMA DE GARANTÍA DE ORIGEN DEL GAS PROCEDENTE DE FUENTES RENOVABLES

Desde Capital Auditors, nos gusta estar al tanto de las últimas noticias de carácter económico y financiero, así como todas las actualizaciones lanzadas por el gobierno en materia legislativa.

El tema que hoy os traemos, es de la más reciente actualidad, puesto que se aprobaba el pasado 17 de mayo, un Real Decreto que permitirá identificar y certificar los gases de origen renovable, como el biogás o el hidrógeno, con un sistema similar al que se aplica a la electricidad renovable.

Pero, ¿qué supone este nuevo Decreto?

Gracias a las nuevas garantías de origen, similares a las ya existentes para la electricidad producida con renovables, cada MWh de gas 100% renovable dará lugar a la emisión de una garantía de origen con información sobre dónde, cuándo y cómo se produjo el gas. En consecuencia, las garantías le aportarán un valor añadido a la hora de comercializarlo que fomentará su consumo, con el consiguiente beneficio ambiental.

Descarbonización de la economía

La Directiva revisa los estándares de sostenibilidad y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que deben cumplir los biocombustibles y biolíquidos para lograr el objetivo de introducir fuentes de energía renovables.
La directiva también estipula que los combustibles de biomasa deben convertirse eficientemente en electricidad y calor para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y prevenir las emisiones de otros contaminantes atmosféricos.

Los gases renovables (biogás e hidrógeno, entre otros) pueden contribuir a la descarbonización de la economía en aquellos usos cuya electrificación presenta mayores dificultades técnicas o económicas. Uno de los principales mecanismos para favorecer el despliegue de los gases renovables es la determinación de un sistema de garantías de origen que acredite la utilización de fuentes renovables en la producción de los mismos.

Criterios de sostenibilidad

La norma revisa y amplía los criterios de sostenibilidad y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (biocarburantes y los biolíquidos) ampliando así el ámbito a la biomasa sólida y al biogás utilizado para usos eléctricos y de calefacción y refrigeración. La energía procedente de combustibles que incumplan los requisitos no podrá computarse para los objetivos de renovables ni recibir ninguna ayuda financiera.

Para que se pueda certificar la sostenibilidad de la biomasa recogida en España, la norma se remite a la regulación vigente, tanto estatal como autonómica, y a los permisos y autorizaciones establecidos, con el fin de evitar cargas innecesarias.

Y estos son los aspectos más relevantes en cuanto al nuevo Decreto que entró en vigor el mes pasado, si queréis estar siempre informados, no os perdáis nuestras entradas en el blog de la web.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *