Logotipo Capital Auditors
¿Hablamos?

Errores habituales en la externalización de la gestión contable, fiscal y laboral de una empresa

gestión contable, fiscal y laboral, externalización

La externalización o outsourcing es una de las mejores maneras de optimizar el funcionamiento de una empresa. De un lado se dejan de usar recursos para tareas administrativas que, aunque necesarias, no inciden directamente en la productividad. De otro, se cuenta con la labor de profesionales especializados que consiguen muy buenos resultados.

Si, a pesar de estas ventajas, la externalización de la gestión contable, fiscal y laboral no está siendo eficiente se puede deber a una serie de errores habituales que se suelen cometer. Esto es lo que se tiene que evitar para que el outsourcing sea un verdadero recurso para una empresa:

No determinar objetivos. Cada parte del funcionamiento de un negocio debe estar relacionado con una meta de la estrategia del negocio. Esto también incluye la gestión laboral, fiscal y contable incluso se ha procedido a su externalización.

Establecer el objetivo a alcanzar y hacer un seguimiento del cumplimiento es fundamental. Pensar que son tareas administrativas sin repercusión en el negocio propiamente dicho es un gran error.

No establecer vías de comunicación adecuadas. Esto, que puede parecer algo obvio no se hace en todas las ocasiones. Es necesario saber como se debe realizar e flujo de información. Esto se debe tener en cuenta tanto para evitar el defecto tanto como el exceso. Lo mejor es establecer los interlocutores que van a encargarse de la gestión contable, fiscal y laboral.

En muchos casos esto que puede parecer algo evidente puede ser la fuente de muchos problemas y confusiones.

No buscar un proveedor de servicios de externalización con profesionales expertos. Se debe ser exigente a la hora contratar un outsourcing para la gestión contable, fiscal y laboral. Por este motivo no deben existir complejos para comprobar la calidad de las carreras profesionales de los componentes del equipo que realizarán las tareas.

No dar importancia a este punto puede traer consigo graves consecuencias. También se debe asegurar de que recibir una formación continua con las novedades que se produzcan en el sector.

No realizar un escalado del servicio de externalización. Una de las ventajas del outsourcing de la gestión contable, fiscal y laboral es que los costes se vuelven variables. Por eso es importante determinar en cada momento cuáles son los trabajos que se va a realizar.

Las necesidades de gestión pueden variar a lo largo del tiempo y la externalización de servicios cuenta con una gran capacidad de adaptación que se debe aprovechar. Es una gran manera de ajustar los gastos para ayudar que los rendimientos sean mayores. Sólo se tiene que pagar por los trabajos que realmente se necesita.

No introducirlo en los procedimientos de empresa. A pesar de que se trata de una externalización de servicios, esto no quiere decir que no puedan formar parte del organigrama de su negocio. La gestión contable, fiscal y laboral tiene repercusión en muchos de los departamentos de un negocio.

A la hora de enviar reportes o transmitir cualquier dato, por ejemplo, debe interactuar de manera transversal con otras áreas de su empresa. Por eso, las tareas que realizan deben aparecen integrados en los procesos que se realizan en el negocio. De esta manera se conseguirá aprovechar al máximo las posibilidades que ofrece el outsourcing.

En Capital Auditors encontrará la externalización de la gestión contable, fiscal y laboral que necesita. Nuestro equipo conseguirá una total integración con el trabajo que se realiza en su empresa. Haremos que conseguir sus objetivos de negocio sean más fáciles de alcanzar. Es una gran baza que hará que el funcionamiento de su negocio sea mucho más fluido y eficaz.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.