Logotipo Capital Auditors
¿Hablamos?

Desde marzo de 2022, las empresas de más de 50 empleados deben realizar una auditoría retributiva

Capital Auditors sigue estando al tanto de toda la actualidad empresarial de cualquier sector. Por eso esta semana os traemos una de las noticias que más está dando que hablar.

Y es que a partir del pasado mes de marzo, las empresas que cuenten con más de 50 empleados, deben realizar una auditoría retributiva con la finalidad de comprobar si su sistema retributivo cumple con el principio de igualdad entre mujeres y hombres. Los resultados de esta auditoría forman parte del contenido mínimo del plan de igualdad, por lo que deberá incorporarse a este.

Pero, ¿qué es una auditoría retributiva?

Ubicada dentro del Decreto Ley 902/2020, una auditoría retributiva es el proceso de recopilar y analizar datos sobre el salario de nuestro equipo. Su objetivo es detectar diferencias salariales y aplicar medidas para que no hayan casos de desigualdad por cuestiones de género.

De la misma manera que esta auditoría pretende que no haya sesgo por género entre los salarios de una empresa, también se fija en otros aspectos retributivos. Conocer la estructura de compensación interna de una organización no se limita solo a las nóminas, también incluye otros conceptos como las medidas de conciliación o las dificultades de promoción profesional.

¿Por qué debería hacer una auditoría retributiva?

Las ventajas de trabajar con una auditoría retributiva van desde encontrar soluciones a nivel interno hasta el evitar sanciones económicas. Por ejemplo, en términos de soluciones veremos que a través de este análisis conoceremos la estructura salarial de nuestra empresa. A partir de ahí, podremos detectar o no problemas de desigualdad salarial entre hombres y mujeres.

¿Qué ha de tener tu auditoría retributiva?

El primer instrumento para conseguir la transparencia salarial es la valoración de los diferentes puestos de trabajo en una organización. La ley estipula que la retribución salarial deberá ser equivalente para aquellos trabajos que compartan la naturaleza de sus funciones. Lo mismo ocurre con otras condiciones como la formación académica o el entorno laboral.

Este paso es clave en la realización de una auditoría retributiva, ya que es la piedra angular que asegurará que los convenios pactados con los sindicatos o por ley se estén cumpliendo. Por lo tanto, los aspectos a considerar serán:

  • Las tareas o funciones que realice un trabajador, así como el grado de responsabilidad
  • Su formación o conocimientos exigidos para realizar las tareas
  • El espacio laboral y las condiciones directamente relacionadas con la tarea a realizar como la experiencia profesional

El registro retributivo consiste en desglosar los diferentes salarios brutos emitidos por una empresa según sexo, grupo profesional, categoría o cualquier otro sistema para clasificar las diferentes retribuciones salariales. A través del registro retributivo veremos si es necesario o no la aplicación de la auditoría retributiva. Al separar la retribución de los hombres y mujeres de nuestro equipo, seremos capaces de detectar o no casos de desigualdad salarial.


No debemos olvidar que si reunimos los requisitos para presentar una auditoría retributiva y no la presentamos, esta se puede conseguir una infracción grave. Sin embargo, si no se analiza la retribución de una empresa y se dan casos de diferencia salarial por género, la infracción será muy grave. Por otra parte, las sanciones económicas van desde los 625 euros hasta los 6.250 euros.


En caso de tener dudas sobre si tu empresa ha de realizar o no la auditoría retributiva, o cual es el procedimiento para presentarla y las fechas límite, no dude en contactar con Capital Auditors, donde pondremos solución a los problemas de tu empresa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.