Logotipo Capital Auditors
¿Hablamos?

Ley Antifraude Fiscal: todo lo que debes conocer

Ley Antifraude Fiscal

El proyecto de Ley Antifraude Fiscal se publicó este año en el mes de julio. Debido al auge del teletrabajo, la facturación a través de software y otros programas informáticos el Gobierno se dio cuenta de que era necesaria una regulación para mejorar el control sobre la contabilidad de empresas y autónomos. El objetivo principal es terminar con la contabilidad en B que tanto daño provoca a la economía.

Esta Ley Antifraude Fiscal se recoge en el BOE del 10 de julio de 2021. Tras la pandemia se incrementaron las opciones delivery en la que restaurantes podían llevar comida a las casas de sus clientes. Pero otros sectores también se aventuraron a dar el salto a Internet con la consecuente pregunta de ¿qué pasa con la facturación en B? Hacer esto no es complicado, tan solo se necesita contar con el software adecuado.

El software de doble uso en el punto de mira

Aunque para muchas personas las estafas a Hacienda trabajando desde casa pueden ser imposibles, en realidad, hay programas que permiten hacer cobros a los clientes sin dejar ninguna huella. Esto es un gran problema y es por esto por lo que la detección del uso de software específico para llevar una contabilidad en B implicará multas que pueden llegar a ascender a los 150.000 euros.

No obstante, no es sencillo detectar este tipo de software que intenta eludir la Ley Antifraude Fiscal. Por eso, lo que establece la norma son una serie de requisitos con los que deben contar estos programas para que se puedan utilizar para llevar a cabo la contabilidad. Al igual que hay ciertos materiales que deben estar homologados, como las mascarillas, lo mismo ocurre con los programas informáticos.

Se han llegado a estafar más de 200.000 euros

Varios periódicos se han hecho eco de la Ley Antifraude Fiscal y han mencionado que según las estimaciones realizadas por el Ministerio de Hacienda el dinero no declarado puede ascender a los 200.000 millones de euros. Una cifra elevada a la que se le deben sumar todas las cantidades no declaradas en efectivo. Una situación que resulta difícil de controlar, aunque no es imposible.

La mejor forma de que los programas informáticos cumplan con la Ley Antifraude Fiscal es que se encuentren homologados. Esto no es algo fácil y, por eso, esta ley no se ha publicado aún, pues todavía es un proyecto. No obstante, es verdad que su impacto ha hecho que sean muchos los profesionales que hayan empezado a preocuparse y estar atentos por elegir el software más idóneo para no ser sancionados por Hacienda.

La integración, conservación y trazabilidad

Todavía no se van a emitir multas por el uso del software de doble uso. Sin embargo, una buena forma de adelantarse a esto es identificar los programas informáticos que es muy probable que sean aprobados como seguros para no cometer fraudes ni estafas. Todos ellos deben garantizar “la integridad, conservación, accesibilidad, legibilidad, trazabilidad e inalterabilidad de los registros”, según el artículo 29.2.

De esta forma, no habrá ninguna parte oscura que permita este mal uso de la tecnología para eludir las responsabilidades ante Hacienda por haber percibido dinero no declarado. Esto no es una ventaja, sino en realidad se corre el riesgo de recibir una multa que puede poner en riesgo la continuidad de la empresa. Por lo tanto, es mejor no arriesgarse a cometer este tipo de fraudes.

La economía sumergida es un problema y suponemos que el próximo año, que ya está cerca, la Ley Antifraude Fiscal se pondrá ya en marcha. Los programas informáticos deben prepararse para lo que se les vendrá y los profesionales tendrán que elegir mejor el software que les permita llevar sus cuentas. Aunque no se utilice para llevar una contabilidad en B, utilizar programas de doble uso será un motivo para sanción.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *